You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.

Book Online

* Please Fill Required Fields *

Arte y fotografía

Perspectiva / No Comment / 11 junio, 2019

Un repaso por la historia del arte del siglo XIX muestra que durante siglos los pintores habían estado inmersos en la búsqueda de una representación convincente del mundo, siendo vencidos, finalmente, con la invención de la fotografía. La imagen fotográfica fue concebida para aportar un nuevo criterio de objetividad, al representar un objeto tridimensional en dos dimensiones. Considerar la imagen fotográfica como una representación imparcial de un acontecimiento es un error equiparable a la suposición de que a la pintura únicamente le concierne la representación convincente de un campo de visión determinado.

Cualquier cámara -de fotografía, cine o vídeo- no puede captar imágenes sin dejar la huella de las propiedades ópticas del objetivo utilizado, su posición en el espacio y alguna indicación de las razones de esa elección.

Existe la creencia generalizada que las preocupaciones del artista pueden influenciar su visión, mientras que la cámara de cine o televisión es un dispositivo bastante fiel para transformar un objeto en una imagen bidimensional.

La cámara no está exenta de provocar distorsiones. Existe un conjunto de elementos condicionantes que transforman la imagen original en bidimensional, incluyendo pérdida de la visión binocular, un encuadre selectivo que excluye o incluye cambios de perspectiva, etc.

En segundo lugar, incluso aunque estas distorsiones puedan minimizarse, todavía existe el problema de que la imagen es un mensaje selectivo que ha de ser descifrado por el espectador. La cámara se encuentra entre éste y el sujeto y además de la actitud preconcebida que el espectador tiene sobre las imágenes que le presentan, hay que añadir las imposiciones y valores profesionales (técnicas invisibles) que afectan al mensaje. En palabras de E.H. Gombrich:

“A pesar de la fidelidad de la imagen que se utilice para transmitir una información visual, el proceso de selección siempre conllevará a la interpretación de lo que el realizador considere importante.”

Se trata de una actividad enormemente subjetiva, donde tanto los métodos de percepción (del cámara y del espectador) como la valía “profesional” que aporte el cámara al motivo influirán en lo que se desea comunicar. Uno de los factores determinantes que influyen en el “aspecto” de la toma es la perspectiva.

Leave a reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar