You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.

Book Online

* Please Fill Required Fields *

Introducción a la fotografía de retrato

Curso, Producción audiovisual / No Comment / 20 abril, 2020

Fotografía de retrato

Las personas

Para explicar y hablar sobre la Introducción a la fotografía de retrato, os comentaremos los siguientes puntos:

Los retratos de personas, han sido la ocupación fundamental de la fotografía desde sus comienzos, si nos basamos en la cantidad de fotos tomadas. El invento de Deguerre en 1839 tuvo éxito gracias al interés insaciable del público por perpetuar su propia imagen. El ferrotipo, más barato y generalizado, que se introdujo en la década de 1850, mantuvo en marcha la corriente. Y la cámara Kodak, de 1888, que permitía a la gente hacerse sus propios retratos, obtuvo una explosión de la fotografía de aficionados. Dicha explosión, lejos de disminuir, aumenta cada año. El periodista gráfico perpetúa esta tradición cuando fotografía a personas con el conocimiento y la colaboración de éstas.

En algunas actividades, el retrato preparado es una rutina aceptada y esperada. Pero lo normal es que cuando pedimos a alguien que se deje fotografiar se sienta sorprendido o intrigado. Es evidente que en este tipo de reportaje las relaciones entre sujeto y fotógrafo son de primera importancia. Estas relaciones sólo se determinan en función de la situación, de lo y del aspecto y la conducta de la persona a retratar. Usted puede decidir tratar a la persona con mucha rigidez formal; o bien, puede intentar un enfoque más discreto y natural, presentando la conducta normal y diaria del sujeto y su entorno.

Lugares donde decidir hacer las fotos

De la misma manera que en la toma de retratos de estudio, es importante presentar algo más que un simple parecido físico externo. Esto no quiere decir que toda fotografía que tome usted de una persona deba tener una profunda penetración psicológica. Pero usted debe formarse alguna idea del carácter y de la personalidad de las personas; incluso al cabe de poco tiempo. La falta de estudio reduce el grado de control de la imagen final, a cambio dispone de las posibilidades infinitas que aporta un entorno natural.

Al fotografiar a personas en lugares familiares para ellas, tienden a estar a sus anchas. Pero además podemos conseguir una penetración en su vida, en sus sentimientos y en sus actitudes. A primera vista puede parecer que la manera ideal de plantear el trabajo es conseguir que el sujeto se sienta relajado y natural. Pero las relaciones entre el sujeto y la cámara son más complicadas que todo eso.

Por ejemplo, incluso en el campo del reportaje, menos previsible, puede resultar más revelador aislar deliberadamente al sujeto por medio de técnicas como el uso del flash, o colocándole en un entorno poco familiar.

Aparte de los diversos grados de relación del sujeto con la cámara, usted puede plantearse si va a fotografiar la vida pública de la persona o la privada. La exuberancia de un alcalde en una foto nos puede mostrar un momento de máxima apertura de un personaje en un acto público dinámico, muy diferente de una foto al mismo alcalde en un acto plano, rutinario y recogido. La Introducción a la fotografía de retrato es importante para progresar adecuadamente en este campo.

Los retratos de grupo

Los retratos en grupo exigen un planteamiento especial. Las personas forman grupos con objetivos concretos, ya sea porque viven o rabajan en el mismo edificio, porque hacen el mismo trabajo, o porque comparten intereses comunes, y usted debe intentar incluir alguna referencia visual a la cosa o cosas que tienen en común. El problema mecánico principal es el de conseguir que se vean todas las caras; si isted coloca a las personas formando compacto, tendrá que hacer la toma desde un punto elevado para captarlos a todos, o hacer que algunos se pongan en cuclillas, sentados o de pie. Cuando tenga forma el grupo, haga carias tomas del mismo: en muchas se encontrará por lo menos una cara que mira hacia otro lado o con los ojos cerrados, bostezando o haciendo muecas.

Retratos por sorpresa

No siempre querrá relacionarse personalmente con las personas a las que fotografíe, y para todo retrato hace falta un mínimo nivel de relación. Si bien un retrato preparado puede producir una importante impresión de contacto cara a cara, le faltan la espontaneidad y el interés de los actos observados en secreto.

A veces existe un cierto componente de peligro, ya que las personas tienen reacciones de todo tipo al descubrir que las están fotografiando. En algunas ciudades del Oriente Medio, lo más probable es que arrojen objetos al fotógrafo, mientras que en ciertas partes de la India el único peligro que corre el fotógrafo descubierto es el de verse rodeado al instante por una multitud de personas que quieren salir en la foto. Y, por supuesto, en los países con importantes tensiones políticas, puede ser muy peligros hacer fotos por sorpresa por la calle. Para empezar a practicar el retrato por sorpresa, puede empezar por ejemplo en un museo o en un mercado, donde el público está distraído ocupándose de otras cosas.

 

 

 

 

Leave a reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar